Etiquetas

martes, 24 de febrero de 2015

Óscars 2015: Parte II

Como ya os dije ayer, hoy hago repaso de los looks que menos me han gustado de los Óscars o que, directamente, me han horrorizado. Sin más dilación ¡allá voy!

¿Seriously?

No tengo ni idea de quién es, ni me importa. Tampoco sé quién es el diseñador, ni falta que me hace. De hecho, prefiero no saberlo porque en caso de tener un futuro prometedor, con semejante trapo, lo ha tirado por la borda.


Scarlett siempre me ha parecido que está sobrevalorada, tanto física como profesionalmente. Es una especie de versión americana y actriz de Cristina Pedroche. Se empeña en marcar y enseñar y acierta muy pocas veces. Mención especial para el collar del cual hay un clon en las rebajas de Zara.


Julianne Moore, con lo que tu me gustas a mi ¿para qué te fías de Karl si dos de cada tres veces pierde el norte? El señor está mayor y sí, dirige Chanel, pero ya no es lo que era.


Solange desde que su vestido de boda arrasó en las RRSS (yo fui fan) se ha venido arriba y piensa que todo vale y NO.


Otra infiltrada que va hecha un cuadro o, mejor dicho, un jarrón chino ¡Para que luego hablen de Sonia Monroy!


Pe...pe...pero ¿por qué? ¿En qué momento a ti y a vuestro estilista os pareció buena idea?


Nicole, deja de pincharte cosas en la cara que pareces la bruja o la madrastra de cualquier cuento escrito o por escribir. Mides 1.80 y tienes una de las perchas más envidiables de todo Hollywood ¿a santo de qué elijes ese modelito? Yo de verdad, no doy crédito.


Ay Keira, Keira, a veces con la intención no es suficiente. El vestido tiene buena base pero no se por qué Valentino lo ha querido convertir en el vestido de boda de Angelina con semejantes textos. A Jolie se lo perdono por los tintes emocionales, pero a Valentino tanto sol le está pasando factura.


Llega el turno de la estilista-falsa-guapa más sobrevalorada de la historia; Louise Roe. Creo que, en total, la habré visto acertada tres veces y se supone que se dedica a ello ¡menos mal!


La niña pequeña de los Osbourne se ha hecho mayor y ahora se cree una señorita del upper east side pero No querida. Ni tienes percha ni, mucho menos, gusto para salir en el TEAM OK de los Óscar. Keep trying.


Y ahora sí que sí, doy por finalizada mi crónica sobre los Óscars. ¡Feliz martes y hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada