Etiquetas

jueves, 28 de enero de 2016

Proyecto de Interiorismo: Parte I

En marzo el proyecto de este apartamento cumplirá tres años y todavía no os había enseñado nada ¡Es increíble lo rápido que pasa el tiempo¡. Hasta la pasada navidad no había coordinado mi agenda con la del dueño para poder fotografiarlo tranquilamente. El día que quedamos tuve mucha suerte porque el clima estuvo de mi lado. Solazo en pleno diciembre en Vitoria, no daba crédito.

De este encuentro, además de unas fotos estupendas (teniendo en cuenta que de fotografía se nada y menos) salió la noticia de que la casa había sido vendida y que el dueño necesitaba a "Dora la decoradora" de nuevo. Así que estoy contenta no, lo siguiente.

Pero vamos al lío, que me enrollo. La vivienda era obra nueva y comprada bajo planos. Sí, sí, esos "maravillosos planos" en los que tu vivienda de 75m2 parece la casa de Isabel Preysler. Las dos cosas que más me gustaron desde el principio fueron; el suelo radiante, con lo cual no existía la posibilidad de radiadores en medio de paredes o similares (situación bastante habitual), y la luz natural que todo indicaba que tendría y así fue. Luz para exportar, una maravilla y un auténtico lujo.

Como siempre que hay algo bueno, tiene que haber algo malo; las habitaciones eran muy pequeñas, pero la solución dada os la enseñaré en el siguiente post.

Las estancias entrada, salón, cocina y comedor eran todo uno, con lo cual había que integrarlas a la perfección y que cumplieran perfectamente las necesidades del cliente. Así que "Dora la decoradora ahora también reportera dicharachera" comenzó con el bombardeo de preguntas para adecuar el diseño a lo que realmente el cliente quiere y este es el resultado.

Un salón masculino y sobrio que potencia la luz y aprovecha el espacio al máximo pero sin saturar ni recargar el ambiente. Ya sabéis que soy muy fan de las velas y de la atmósfera que generan cuando se encienden, con lo cual, no podían faltar. Como tampoco podía faltar una alfombra goxo-goxo que da gusto pisar descalzo (doy fe, porque la he probado). Uno de los trucos que suelo utilizar a la hora de decorar espacios petit es jugar con muebles transparentes ya sea metacrilato o cristal. En este caso he utilizado ambos.


La luz natural es muy importante pero, por desgracia no dura 24 horas, por lo que, para la iluminación general opté por esta lámpara multibrazos con toque vintage que me pareció espectacular desde la primera vez que la vi. Para luz de ambiente de lectura o de ver la televisión, elegí una lámpara de pie. Ambas de Leroy Merlin.


Por último, para aportar el punto divertido a la estancia, mi cliente me comentó que le encantaba la lámpara de con forma "&" que había visto en Maisons du Monde pero no sabía dónde colocarla, con lo que me puse manos a la obra y le presenté la opción de colocarla en la pared detrás del sofá y colocarla entre dos marcos grandes con dos fotos en blanco y negro. Al no encontr ninguna foto que le gustara, busqué frases de motivación, las maqueté y se las enseñé. Le encantó la idea y aquí podéis ver como ha quedado.



Para la cocina no había muchas opciones de distribución puesto que era un único frontal, la cerámica venía de serie y las preinstalaciones también. Una vez más la idea de llenar de muebles un espacio reducido la descarté desde el primer momento y opté por un diseño más ligero con muebles inferiores blancos y encimera y muebles altos oscuro, para crear contraste e ir en la línea del color del acero inoxidable de los electrodomésticos y de la lámpara de estilo industrial, en la línea de la del salón.



Desde el primer momento quise que la zona del comedor, quedara separada visualmente de las demás zonas, que tuviera su propia zona "delimitada". Para hacerlo posible decidí empapelar las paredes con motivos de rayas para marcar la verticalidad de la estancia y conseguir que tuviera "su propio espacio". Las sillas Eames y la mesa Tulip Round de Saarinen blancas contrastan a la perfección con las lámparas de techo negras que, a pesar de verlas todos los días en Bertiz, me siguen encantando. Lo mío es amor por la iluminación (#TrueLove).


Hasta aquí la primera parte de este proyecto, espero que no os haya resultado "muy denso" por no decir "pesado" y que os encante tanto como a mí y al propietario.

¡Feliz Jueves!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada