Etiquetas

martes, 13 de mayo de 2014

Lago di Como

Recién llegada de Roma, donde he disfrutado tantísimo que la vuelta a la rutina se me está haciendo más cuesta arriba que de costumbre y, a dos días de irme a Malta hasta mediados de la semana que viene, os voy a enseñar y contar mi experiencia en Lago di Como, para no perder la rutina de los viajes ya que la "fashionista" se ha ido quedando en un segundo plano, mis looks de turista no tienen nada de especial.

Como ya os adelanté en el post del jueves pasado, uno de los días que estuvimos visitando Milán, decidimos ir a Como. Lo único que sabía de este sitio es que es el lugar de veraneo elegido por la denominada "jet- set" de Milán y de otras partes del mundo. Poco después me he enterado que el "solterísimo de oro", George Clooney ha barajado la posibilidad de casarse aquí, y no me extraña.

El pueblo de Como se encuentra a menos de una hora en tren desde Milán y prácticamente toda la localidad se encuentra construida al rededor de un enorme lago. En torno al mismo, hay multitud de pueblos que se pueden visitar gracias a los cruceros que parten desde el puerto de Como. Nosotros hicimos uno y decidimos pararnos en Bellagio. Los pueblos que se visitan con más frecuencia en este tipo de excursiones son éste y Menaggio aunque, por supuesto, hay muchos más. Por lo que pudimos apreciar desde el barco son todos bastante parecidos, pequeños, con mucho encanto, construidos paralelos al lago y, sobre todo, con mansiones, muchas mansiones. 

Después de disfrutar del crucero y de la parada en Bellagio, que en total fueron más de cuatro horas, decidimos perdernos por Como. Tuvimos mucha suerte ya que la temperatura era increíble, teniendo en cuenta que soy de Vitoria, para mi era como verano ¡jaja!. Había muchísimo ambiente, las terrazas repletas de gente, se notaba que era la hora del famoso "aperitivi". También visitamos la zona del Duomo que, como  en toda "ciudad" italiana que se precie, no podía faltar.

En general es un sitio que recomendaría sin pensarlo si alguno/a decide visitar Milán o alguna otra ciudad que esté cerca. Es un lugar muy diferente en comparación al resto de zonas que he visitado y que os he ido enseñando a lo largo de los últimos dos meses.

Como siempre digo, una imagen vale más que mil palabras y por eso os las muestro a continuación. Las instantáneas se parecen mucho entre sí porque, como ya os he contado al principio de este post, todos los lugares se parecían bastante entre sí, todos espectaculares.
 
¡Feliz martes!










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada