Etiquetas

jueves, 10 de abril de 2014

Toscana: Florencia

Dicen que Florencia es una de las ciudades más bonitas del mundo y yo digo que para gustos los colores. No me malinterpretéis, es una ciudad que me gusta, me encanta, pero no es la más bonita en la que he estado. Me explico; yo soy una persona tremendamente urbanita, aunque sin llegar al extremo de que me encante Nueva York, pero soy más de ciudad que las rotondas y los semáforos y Toscana, en general, tiene pocas ciudades, al menos el concepto de ciudad que yo tengo.

La mayoría son pueblos grandes, pero pueblos. Con las calles sin asfaltar, sin aceras, con coches viniendo por todos los sentidos (por no hablar de como conducen) etc. Por eso, aunque ahora estoy encantadísima, al principio me costó adaptarme un poco a este tipo de entorno (y mi madre diciéndome que me traía pocos tacones ¡menos mal!).

Florencia desde el punto de vista artístico, es espectacular, respiras historia y arte allá por donde camines, es una pasada, pero esto también pasa en París, por ejemplo, y es más tipo ciudad tradicional. También tengo que decir que para "respirar bien" ese arte, hay que pagar y mucho. Visitar la "ciudad" de forma turística te puede llegar a salir caro, doy fe, pero es algo que merece mucho la pena (si te gusta el arte claro). Otro de los puntos positivos de estar aquí es el clima, por fin estoy viviendo una primavera de las de verdad, con temperaturas muy suaves, sol y sin lluvia ¡me encanta!

Como punto negativo comentaré que es bastante agobiante la mayor parte de los días, hay muchísimos turistas, es una "ciudad" que no descansa nunca, siempre hay gente y si es fin de semana, peor. Teniendo en cuenta el tamaño que tiene, el estres está casi asegurado. 

A pesar de todo esto, es una experiencia que me está encantando (aunque sigo sin tener ni idea de italiano) y que estoy disfrutando cada día más, evidentemente también echo de menos "mi casa" y todo lo que eso conlleva. 

Como a estas alturas ya os habréis dado cuenta no es mi ciudad favorita ni de lejos, me quedo con Bilbao, que para mi es LA CIUDAD (que conste que no soy bilbaina). Aunque si tuviera que hacer un ránking de ciudades para vivir (en las que ya haya estado y sepa como son) sin duda la lista la encabezaría Los Ángeles y todo lo que viví y aprendí en el mes que estuve allí, el número dos, lo ocuparía Boston, que es como "La versión americana de Bilbao" donde la calidad de vida me pareció bastante impresionante, lo malo es el invierno.

Sin enrollarme más, que menudo monólogo he escrito, os dejo con las fotos.

¡Feliz jueves!






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada