Etiquetas

jueves, 3 de abril de 2014

Toscana: Siena

El fin de semana pasado tocó visitar Siena, tuvimos la enorme suerte de que el sol parece que se ha instalado en Toscana de forma permanente, e hizo un día espectacular. Nada que ver con la mala suerte del fin de semana anterior en Viareggio y Lucca (que tengo pendiente de enseñaros).

Como siempre, son visitas express y, nos dirigimos a lo más importante, aunque sin olvidarnos de que lo mejor para conocer una ciudad, pueblo, o destino turístico en general, es comenzar a andar y dejarse perder porque al final "todos los caminos llevan a Roma" y la "masa de turistas" harán que te des cuenta de que has llegado a un "punto de interés".

Una de las vistas más impresionante de Siena es la que puedes observar desde lo lejos de la ciudad, con el Duomo imponiéndose ante el resto del paisaje, se puede contemplar desde un primer momento el destino al que tienes que llegar, de esta forma es más fácil ubicarte después de haber recorrido sus "callejuelas". Por este motivo, la Catedral fue una de los últimos monumentos que visitamos. En general, todos los Duomos que he visitado son bastante iguales, cambiando las proporciones y algún que otro detalle, los revestimientos exteriores, por ejemplo, son los mismos. 

Otra parada obligatoria en Siena es la Plaza del campo, que tiene forma de abanico y está inclinada, lo que te permite tumbarte en el suelo a descansar mientras observas el Campanile y el Ayuntamiento. Además en este mismo lugar hay una fuente que es impresionante lo cristalina y limpia que está el agua. He de decir, que estábamos tan a gusto "tirados al sol" que casi nos dormimos ¡jajaja!. Eso sí; después de descansar, subimos a la Torre, no sé cuántas escaleras tendría, pero os puedo jurar que el lunes tuve agujetas ¡jajaja!. 

Estos son los dos lugares "típicos" para conocer pero, como ya os he dicho, el casco histórico, sus calles, y demás iglesias que vas descubriendo a lo largo del camino, también merecen la pena. ¡Ah! cómo no, hay que comer un "gelato italiano" que cada vez que me acuerdo de lo bueno que estaba, babeo ¡son un vicio!.

¡Feliz jueves!














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada