Etiquetas

jueves, 10 de julio de 2014

Ocio en Vitoria: EL ARTE DE GUARDAR


"El arte de guardar" es el título de la última exposición que se celebra en la Sala Fundación de la Caja Vital, situada en la Plaza de los Fueros. Con motivo del 50 aniversario de la Fundación Sancho el Sabio que, por si no lo sabiaís ya os lo cuento yo, es la institución más longeva y extensa en lo que a documentación y bibliografía de cultura vasca a nivel mundial se refiere, se ha logrado reunir en una sensacional exposición un montón de documentos, libros, mapas y, sobre todo, fotografías de la historia de Álava relacionada con su crecimiento como ciudad en general y con su cultura, en particular.


Una puesta en escena inmejorable, como siempre se nota que está la cabeza de Fernando detrás y también su equipo (no voy a quitarles mérito, ni loca) siempre sorprendente y muy original, además de cómoda. Mención especial a la iluminación, además de las sensaciones que habéis logrado conseguir, las lámparas de araña con flexos me las llevaba a mi casa mañana mismo ¡me chiflan!



Esta vez, además de ver la exposición "tradicional" han proporcionado una serie de zonas "tipo biblioteca" para que el visitante pueda sentarse a investigar e indagar en la historia de nuestra querida Vitoria. De esta forma, además de llevarse a sus casas una más que grata experiencia visual, podrán sacar a relucir al historiador que llevan dentro y culturizarlo, que nunca está de más.



¡Que no se asusten los padres o los que piensan acudir con niños! Para ellos han dedicado una zona especial, y de esta forma también puedan pasear al pequeño explorador que llevan dentro. Con esto podréis  inculcarles la importancia de la cultura y la lectura desde pequeños.



Para los más nostálgicos, entre los que por supuesto me incluyo, están dedicadas las paredes repletas de fotografías que recorren la galería recordando como eran edificios típicos de la ciudad y otros muchos recuerdos casi olvidados. En muchos de los acontecimientos retratados yo ni había nacido, pero estoy segura que estas instantáneas harán las delicias de nuestros mayores. Entre ellas destaco la antigua estación de autobuses, hoy convertida en el Museo de arte contemporáneo; Artium, que me ha hecho darme cuenta de lo rápido que pasa el tiempo.


También me he dado cuenta que en Vitoria no somos tan cerrados de mente como se piensan fuera de nuestras fronteras, apoyamos la igualdad de la sexualidad desde hace mucho tiempo, como debe ser. No tengo ni idea de la fecha a la que pertenece este cartel, pero el teléfono de información no tiene ni el prefijo  puesto, así que a ojo calculo que hace mucho tiempo.


No podía faltar el hueco para los coleccionistas y anticuarios ¡Mirad que selección de máquinas de escribir antiguas! Los más jóvenes casi ni sabrán qué es eso, pero aquí servidora, tiene la Olivetti azul en la estantería de su casa (aunque confieso que es de mi madre, que lo guarda todo).


Y después de todo lo que os he contado hoy, solo puedo recomendaros que vayáis a visitarla, que merece mucho la pena. Siempre lo digo y probablemente resulte demasiado petarda, pero me encanta que haya tanta oferta de ocio y cultura en Vitoria. Un "toquecito de atención" para los Vitorian@s que se mueren por ir al MOMA pero luego no han pisado una exposición "de las nuestras" nunca ¡animaros!

¡Feliz jueves!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada