Etiquetas

jueves, 3 de octubre de 2013

Boston- Segunda parte

Durante mis últimos días en Boston, me dediqué a investigar "El otro lado del río", es decir, la zona de atrás de mi casa. Allí están las universidades más prestigiosas de Estados Unidos. De todas formas, lo de Boston con los campus universitarios es, como diría la canción, "no es amor, lo que tu sientes es una obsesión", o algo así era ¿no?. Lo dicho, hay más centros universitarios casi que habitantes. Es más, estoy segura, que hay una facultad para mí solita, lo que pasa es que no lo encontré. 

Ahora en serio, aluciné con la "Zona universitaria" y lo pongo entre comillas porque es como una ciudad paralela de estudiantes en la que puedes encontrar de todo, supermercados, librerías, tiendas de ropa, de regalos, de calzado, heladerías, un montón de restaurantes y, como no, Starbucks. Lo dicho, una ciudad. 

Allí empezó Facebook y no se por qué, no me extraña, con semejantes instalaciones, como para no inspirarse y que te "pique el gusanillo" de conocer más y más gente. Es impresionante. Por este motivo os recomiendo que si vais de visita, no os dejéis por descubrir esta zona. Os va a encantar.

También aproveché para visitar otras zonas en las que no había estado, como por ejemplo, el monumento al Holocausto. Es uno de los sitios que más emociones me ha provocado, impresionante, ver todos esos "insignificantes" números y darte cuenta que son personas asesinadas durante el régimen, te pone los pelos de punta. Me estremezco solo de pensarlo. Además, el primer día que lo visité era de noche, y volví al día siguiente con el sol, para verlo más detenidamente. No es nada impresionante ni majestuoso, pero sí impacta. 

Muy cerca está "La plaza del cáncer", no es exactamente su nombre, pero su significado es ese. Es una zona en la que personas pegan placas conmemorativas a familiares o seres queridos que han perdido la batalla contra esta terrible enfermedad. Y yo, que soy una sensiblera y que, por desgracia, conozco este tema, nada más leer la placa en la que se explica la historia, y alguna otra de las que se habían colocado, me puse a llorar. No se ni explicar por qué, pero tuve sentimientos encontrados de tristeza, ternura, no sé, algo muy raro.

El resto de fotos, es un "popurrí" de parques, Chinatown y la zona centro. Por cierto, la zona oriental de Boston, no tiene nada que ver con la de NYC, en cuanto a higiene se refiere, infinitamente más limpia. Cosa que, por otro lado, ni es demasiado difícil, ni es como para felicitar, puesto que debería ser normal, que los establecimientos y las calles, no parecieran pocilgas. Pero como ya dije, en NYC, no era así.

Hasta aquí ha llegado mi aventura americana. Bastante os he saturado ya. Muchas gracias por haberme leído y por estar ahí.



















¿Veis los números? Pues son personas, con nombres, apellidos e historia, pero que de la noche al a mañana, pasaron a ser cifras insignificantes que fueron asesinados. Muy triste todo ¿verdad? Y que haya gente que defienda eso...


Este parque era impresionante, una especie de Retiro, pero mucho más pequeño y muy bien cuidado.











Una pequeña muestra de "La plaza del cáncer"


Este es el monumento al Holocauso de lejos. Imaginar, todos los cristales plagados de números de muertos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada