Etiquetas

domingo, 12 de mayo de 2013

Decoracion: Bibliotecas


Para ubicaros diré que comencé mi pasión por la lectura de forma “oficial y seria”, dejando al margen Vogue, Glamour y derivados, cuando me mudé a Madrid, hace más o menos 4 años y medio. Al llegar a la ”Gran Ciudad” me encontré con que en el lugar donde iba a vivir tenía una televisión para demasiada gente, por lo tanto imposible ver nada y tocó el momento “apagón televisivo”. 

Una vez desechada la idea de ocupar mi tiempo libre viendo la caja tonta, tuve que buscar un hobby con el que entretenerme, de esta forma empezaron a recomendarme libros y más libros y acabé cayendo en una de mis adicciones, la lectura. Nos os penséis que hasta hace menos de 5 años no había tocado un libro, que no es así, pero leía uno al año, dos como mucho, ahora esa cantidad la multiplico por bastante, y qué sano es.

Es por este motivo, que si algún día tengo mi propia casa, primero tengo que decidir dónde y cómo pagarla, pero eso es otro tema, quiero que tenga una biblioteca, un rinconcito de lectura o algo parecido. Un lugar donde poder sentarme a leer tranquilamente y donde poder colocar todos los libros que he ido acumulando. 

Desde la aparición del e-book se tiende a comprar menos libros en papel pero, para mí el papel es el papel, la esencia del libro y, mira que soy fan de las nuevas tecnologías que nos hacen la vida más fácil y bla bla bla pero no es algo en lo que haya caído, de momento. 

Como el saber ocupa lugar ha llegado el momento en que en mi estantería casi no caben más. Abundan sobre todo libros de arquitectura, interiorismo y arte todo esto gracias a la carrera, trabajos, proyectos, etc. También hay mucha novela “teenager” y algún libro que me he comprado con mucha ilusión pero que no se lo recomendaría ni a mi peor enemigo (ejem Grey ejem). Por todo esto he fantaseado con el diseño que le daría a mi (futura lejana) biblioteca.

La idea está más o menos clara aunque no sé si estaría integrada con otra zona de la casa, por cuestión de espacio y porque los tabiques no van mucho conmigo, o tendría su propia zona. Lo que sí tengo claro es que como mínimo tendría una enorme estantería en una pared, con escalera incluida, un sofá Chester con piel marrón desgastada y, una pared con un mural enorme de un mapa del mundo, que además de quedar preciosos, me ayudaría mucho con mi pésima geografía.

A continuación os enseño unas ideas que me parecen bastante inspiradoras. Y vosotras, ¿Tenéis biblioteca o zona de libros? ¿Os gusta leer? ¿Alguna recomendación?


1800
Bermuda-blue-home-library-housing-a-Chesterfield-Sofa
custom-home-library-design
fotomural_mapa_antiguo
mapa mundiviejo-mapa-mundial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada