Etiquetas

domingo, 12 de mayo de 2013

Fashion Weeks: 2. Los horrores


Si aquí os hablaba de la Lógica de las Fashion weeks, hoy vengo con la segunda entrega que no se si titularlo como ?Los horrores? o como ?Temblad niños que vienen las fashionistas?. Todo bajo mi humilde opinión y desde la más pura ironía.

Cuando empecé con la recopilación de las semanas de la moda varias me di cuenta de que o bien, no tengo ni idea de moda, o mi "sentido nostradamus" está oxidado cosa que quedó clara ayer, o como última opción yo vivo en otro mundo pero a mi que me lo expliquen.

Siempre había creído y, al menos, cuando empecé a leer Vogue como Biblia de culto, allá por el año 2000 más o menos, las fashion weeks eran semanas donde iban chicas guapísimas, perfectamente vestidas, peinadas y complementadas que, lucían antes que nadie lo que se iba a llevar la siguiente temporada. En realidad, me daban envidia y yo pensaba quiero ser como ellas de ahí mi habilidad para cazar clones, combinar estampados, tejidos, etc. Pero hoy en día todo esto ha degenerado en una mezcla entre frikismo y espectáculo del malo del que yo ya no sé qué pensar. Hay editoras que siguen conservando su esencia de antaño, chicas recién llegadas que siguen con esa temática de glamour y refinamiento pero, sobre todo en los últimos años, hay una oleada del ?todo vale? que me parece surrealista. 

Estamos de acuerdo en que la moda es un Arte, y que en Arte todo vale, bueno, todo no, casi todo, pero algunas han llegado a límites que me resultan auténticos bufones andantes y lo digo con todo el respeto del mundo. A lo mejor es porque yo ni soy editora de Harper´s Bazaar ni la "it girl" del momento ni mucho menos estoy en el front row de Chanel, pero a veces me quedo ojiplática con los estilismos de algunas. Y yo me pregunto ¿en su día a día van así? Porque yo estoy segura que salgo un día cualquiera a la calle vestida normal y con las gafas de sky y lo más bonito que me llaman es loca.

A continuación y, como siempre, os muestro la recopilación de los que más me han impactado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada