Etiquetas

domingo, 12 de mayo de 2013

Paris - Parte III

Sí, lo reconozco, mea culpa, he alargado mi viaje a París, como si en lugar de haber estado 4 días, hubiera estado un puñetero mes pero, como a estas alturas ya os habréis dado cuenta, me lío y me lío y me vuelvo a liar. Aquí y aquí están las dos partes anteriores.

El tercer día en París comenzó con una IMPRESIONANTE nevada en la que era casi imposible andar pero, como para eso somos (casi) de Bilbao fuimos a todos los sitios andando (valientes y congelados). Comenzamos la ruta con la visita al cementerio de Montmartre, primer Zas del día, estaba cerrado. Pensamos “bueno, no pasa nada, sigamos caminando total solo hace 0º”. Por el camino nos cruzamos con una taberna irlandesa que tenía colgada una Ikurriña, sorprendente cuanto menos. Foto al canto.

Del fracaso del cementerio llegamos al barrio Montmartre, nunca había estado pero, increíble, me encantó, muy bohemio, mucho artista, y mucho puestecito mono para comprar souvenirs. En este mismo sitio se encuentra el Sagrado Corazón, donde también era la primera vez que estaba. Un templo monumental, nada que envidiar a Notre Damme y demás iglesias parisinas pero, lo más increíble de aquí son las vistas. Al estar situado en lo alto se veían gran parte de los tejados de París nevados y la estampa era muy invernal y entrañable.

A continuación pusimos ruta Moulin Rouge no sin antes detenernos en el “Espacio Dalí” que había instalado en Montmartre, a mi juicio un poco pobre, supongo que porque inconscientemente lo comparaba con la exposición del día anterior. Llegamos al Moulin Rouge con la firme intención de entrar…hasta que nos dijeron el precio. Carísisisimo no, lo siguiente. Así que hicimos las fotos de rigor y, a comer (McDonal´s).

Tras reponer fuerzas, dimos un largo paseo por la zona, sex shop arriba y sex shop abajo. Nada destacable hasta que decidimos entrar en el Museo del sexo que, era de las pocas actividades que no cerraban a las 7, si no a las 2 de la madrugada, luego entendí por qué, guiño- guiño.
La visita la recomiendo pero no con mucha efusividad. Merece la pena porque de precio está bien, abre hasta tarde y, además de ser museo, es galería de arte donde puedes comprar obras expuestas. Yo no me hubiera llevado nada a mi casa NI REGALADO.

El museo se compone de varias plantas y están más o menos ordenadas cronológicamente. En el primer piso se habla de los primeros años del erotismo parisino, cómo eran los burdeles, las primeras películas que se filmaban, los primeros vibradores, mucho recorte de periódico y alguna que otra escultura erótica de la época, todo esto aderezado con un mini cine con pornografía de los años 20- 30 aproximadamente. Como anécdota que se me quedó grabada diré que la zoofilia con perros además de ser admitida era, normal y lógica, en los burdeles había perros como algo habitual. También en la mayoría de las películas, las actrices estaban vestidas con hábitos de monja, esto me pareció cuanto menos, curioso.

Otro tema que se trataba era la sexualidad según civilizaciones, como se había vivido y como se había evolucionado en los mayas, aztecas, orientales, europeos, etc. Pero nada digno de reseña. 

Según llegábamos al final de la visita, en las últimas dos plantas, se exponían, por así decirlo, obras de erótica actual, de los últimos años. Había desde vídeos, a fotografías, pasando por esculturas. Pero no imaginéis porno al uso, no, eran frikadas mejor dicho, trikadas. Objetos e imágenes sin lógica alguna, carentes de morbo y, en algunos casos, muy desagradables. Mi impresión, llamar la atención de forma fácil y asquerosa. No subiré estas imágenes para no herir sensibilidades pero es verlas y pensar: “puaj”. 

Con esta visita terminó el tercer día en París, el cuarto prometía, era la vuelta a casa y de camino íbamos a visitar Versalles y los Castillos del Loira pero, si la nevada del tercer día era increíble, la del cuarto era más increíble todavía, por lo que estas visitas se cancelaron y nos limitamos a volver a casa de la forma menos aburrida posible.

Como siempre y, para no variar, otro tostón impresionante pero ya está acabado el viaje, espero que sirva de ayuda por si os animáis a viajar a la capital Francesa. Yo ya estoy preparando mi próximo viaje.

De nuevo, gracias por leerme y os dejo una selección de las fotos que realicé, incluyo EL souvenir que, todavía no he podido estrenar porque llueve y llueve y vuelve a llover.
1 (3)23 (3)4 (1)5 (1)678
9

10 (2)11 (1)1213 (1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada